jueves, 27 de octubre de 2016

Gitana Impura

Bailaba descalza en el fango, manchando sus sueños de barro y su piel de dolor. Se alejaba de aquellas que habían de ser sus ideas, soñando con pertenecer a un mundo salvaje y libre donde poder hundir suavemente su cuerpo. Estaba sola, sola para siempre. Toda su cultura y su vida se perdía por fin entre las sombras de sus recuerdos.

Le habían arrebatado la infancia, anestesiando todo lo que le habían inculcado. Se encontraba entre un presente mojado y un futuro incierto, un futuro manchado por el rastro imborrable de ese pasado que la había repudiado, por esa raza que la había condenado a elegir entre familia y libertad.

Pero con la cabeza alta y los ojos verdes, se despojó de aquellos aros dorados que parecían ser parte ya de su cuerpo, y, arrodillada, gritó al cielo blasfemando las creencias que desde niña le habían obligado a seguir.

Sintiéndose plena en su nuevo mundo, caminó hacia todo aquello que le habían prohibido durante tanto tiempo, pensándose libre, creyéndose eterna.

Y el mundo le cerró sus puertas, mirándola con ojos ardientes que entristecían su esperanza, susurrando a sus espaldas murmullos que desgarraban sus oídos.

Fue entonces cuando estuvo realmente en una cárcel, en la que había casi menos espacio que en la anterior, y vivió sofocada el resto de sus días, quedando en un punto muerto entre aquel lugar al que no podía volver, y aquel en el que nunca la aceptarían.

martes, 19 de enero de 2016

FREEDOM


Pretendo, con este dibujo, representar la opresión de los derechos y de la libertad,  por el sistema y por el mundo, que está representado por la religión católica. Esto es sólo, una metáfora, lo que quiere decir que no pretendo ofender a nadie, es solo una de las miles de maneras con las que se podría representar la corrupción del mundo. Simplemente es una forma de expresar la guerra oculta que se está viviendo en esta etapa de opresión e ignorancia. La manera en la que nos obligan a "rechazar a los pájaros" (La libertad, los sueños) y nos hacen "pasar por el aro" y convertirnos en "máquinas".

Espero con ansia una interpretación del mismo por parte de otra persona, gracias por leerme.

miércoles, 13 de enero de 2016

Alma abyecta

Una vez conseguida la copa, retrocedí, dos o tres pasos, no lo recuerdo, pero sé que fue el momento más ralentizado de toda mi existencia. Entonces pude, pude comprobar con efusividad en mis brillantes ojos ebrios la sangrienta tardanza del espíritu de los Infiernos en mi, aún intacta, vida miserable.

Vacía, la copa, la maldita copa que acababa de tener entre mis sucias manos, era ahora solo una sombra de mi propia muerte. No la necesité, no la necesitaré jamás. Esperando quemarme la garganta y que ésta ardiese en silencio, no sentí absolutamente... nada. Sentía fuego mudo correr por mi estómago lentamente, rápidamente, gimiendo en silencio, en su calor, en su tristeza que permanecía intocable por ninguna persona real. 
No pude hacer otra cosa que solo llorar.
Era una extraña sensación, derramar lagrimas y no bebida, sientes algo parecido a cuando recubres una herida con mentiras caducadas y grises.

Enciendes la vela porque está detrás de ti, la enciendes y todo cuanto podías imaginar desaparece. Eso, esto es todo y todo es la muerte, es no recordar, es no sufrir, es no notar, no curar nada, excepto al diablo que está detrás de tu persona.
No estaba delirando solo temblando.
Necesito alguien que descifre esta maldita historia.

No necesito que me cuiden.
Lo juro, juro que quiero sola, puedo sola.
No necesito que me cuiden.
Ya basta.